A+ R A-

LA SEGURIDAD CIUDADANA SIN BRUJULA

 ► 

Hace mucho tiempo que el tema de la seguridad ciudadana ha dejado de ser un tema policial. Esto no quiere decir, por supuesto, que nada tiene que hacer la policía en el tema. Así, están involucrados el alcalde, que asume la responsabilidad política, instancias como educación, salud, el Poder Judicial, el Ministerio Público, la Prefectura y, por cierto, la propia Policía Nacional. La seguridad ciudadana, así entendida es sobre todo una labor preventiva, que, al trabajo, coordinado, articulado en un tiempo prudente debe mostrarnos índices menores de violencia.

 

Sin embargo, el tema no ha pasado de ser, meramente operativo, de persecución de delincuentes. En otras palabras, solamente coercitivo. Empero, en este caso, resulta no sólo ineficiente, sino sin ningún compromiso. Hemos asistido al caso de un joven comunicador, que fue baleado en pleno pasaje Barcelona, muy cerca a Electro, al filo de la media noche de hace una semana.

 

La investigación está en cero. Nadie se interesó en el caso y, por tanto, no se dispone siquiera de los casquillos de la bala. La víctima consigue la grabación de una cámara privada y la del Serenazgo no está. La víctima tiene que proporcionar los elementos de investigación y la ¿Policía? ¿el Serenazgo? En estas condiciones están, con seguridad, todos los atracos y robos a mano armada que tenemos a la mano. ¿Y el papel del Ministerio Público? La víctima tiene que ser protegida. En estas condiciones, la delincuencia parece operar con impunidad. Todo, sin resultados.

AUDIENCIA PUBLICA, ¿UNA NUEVA OPORTUNIDAD?

 ► 

Las audiencias públicas de rendición de cuentas, se entiende que son espacios de un gran diálogo entre autoridades de gobierno y representación ciudadana, que luego de concluido relanzan la gestión de gobierno para mejores resultados en favor de los intereses ciudadanos. Sin embargo, no ha funcionado así. Los administradores de la gestión siempre han optado por bañarse de popularidad y mostrar los resultados de su gestión. Y, como tal, las audiencias han venido perdiendo interés, que en el mejor de los casos convocan a alcaldes y uno que otro representante de organización de base.

 

Luego del retorno del gobernador Wilfredo Oscorima, esperamos que esta tendencia encuentre otro cauce. Que, no sólo sea para mostrar logros, sino más bien, poner en consideración una hoja de ruta, para lo que queda de la gestión del gobierno actual hasta diciembre del 2018. A estas alturas, no sirve perderse en números, sino más, encontrar una oportunidad para fortalecer voluntades comunes hacia propósitos mayores.

 

Para muchos seguramente una ilusión, pero resulta necesario, sobre todo, cuando Ayacucho se encuentra a puertas del Bicentenario no sólo de la independencia nacional, sino más, de la Libertad Americana del 2024. Esta es una tarea de gobernadores en función, pero también de ciudadanos, de liderazgos, que tienen la responsabilidad de construir desde arriba o desde abajo. No hay otra. Son momentos de necesidades mutuas, si queremos otros resultados importantes. Es hora de mirar el horizonte con optimismo.

EL VALOR DE MAMA ANGELICA

 ► 

Una madre no dispone ni designa, lo que pueda ser un hijo en el futuro; pero con seguridad, no diferencia nada, para protegerlo, para buscarlo con todas sus fuerzas y, tenerlo, sobre todo, en vida. Esa persona, puede sintetizarse en Angélica Mendoza de Ascarza, que de pronto vio cómo su hijo era arrancado desde sus propias manos en un destino que nunca se supo, aunque siempre seguramente intuyó: el cuartel de los cabitos.

 

Su decisión de búsqueda como madre, la juntó a otras que padecían lo mismo; desde el hijo desaparecido, el esposo o el padre en la misma suerte. Todas, porque sobre todo eran mujeres, tenían a quien reclamar, demandar y, ese alguien era el Estado. Los protagonistas de esas violaciones de los derechos humanos, tenían rasgos similares: uniforme militar, botas o simplemente portes distintos al normal de los pobladores. El transcurso de los años y la justeza de la demanda, los ubicaría como símbolo de la paz, inclusive para quienes observaban con recelo todo su movimiento.

 

De ahí, que Mama Angélica, reciba un unánime reconocimiento de autoridades y todo ciudadano con sentimiento humano que conozca el drama. La presencia ante su féretro, inclusive de dos ministros de Estado evidencia está realidad. Realidad que, sin embargo, tiene que ser entendida en su verdadera dimensión, sin recelos, porque los demócratas queremos y amamos la vida, más allá de nuestras diferencias. Situación que debe servir inclusive para encarar el senderismo agazapado, que hasta hoy no pide perdón alguno.

MARTIN VIZCARRA Y AYACUCHO

 ► 

La presencia del vicepresidente de la República, Martín Vizcarra, en estos días de huelga de los maestros, resulta particularmente importante. Por un lado, muestra que el ejecutivo no puede dejar de mirar regiones como Ayacucho. De ahí, que se diga, que levantar la huelga en Ayacucho tendría una repercusión en todo el centro y el sur del país. Esta situación tiene que ver, no sólo porque el SUTE de Ayacucho ha mantenido siempre una línea determinada distinta al SUTEP oficial, sino porque Ayacucho trasciende más allá de sus espacios. Algo que, sólo falta ser capitalizado.

 

Sin embargo, también es evidencia de un respaldo de un sector importante del Ejecutivo a la gestión del gobierno regional, bajo la conducción de Wilfredo Oscorima. Abordar a los maestros en plena plaza de armas, ofrecer una conferencia de prensa conjunta, visitar las obras emblemáticas, constituye sin duda un respaldo importante. Situación que en verdad dista de lo que parecía evidente, un distanciamiento de alguien que apenas dejaba la cárcel. Lo cierto del caso, es que, es el poder judicial quién señala si una persona está en delito o no.

 

Y en este caso, relaciones y vínculos que tenemos que apreciar, pero que, sin duda, no sólo tiene que ser personal, de autoridad – autoridad, sino recoger demandas, expectativas, porque el esfuerzo de desarrollo compromete a todos. Si la gestión del gobierno regional, tiene el horizonte de un año, el gobierno nacional, lo tiene por tres. Una importante luz que puede crecer en el horizonte.

HORA CERO, GOBIERNO REGIONAL

 ► 

La decisión del Poder Judicial, sobre el caso Oscorima, ya no podrá tener ninguna demora. El asunto es, qué viene ahora. Solo una cosa resulta previsible. No podrá regresar Oscorima, puesto que fue el primer “pescadito” fruto de la campaña de recompensas del Ministerio del Interior. Otra sería la historia si se hubiera puesto a derecho. Hoy, sin dudas habría retornado o estaría a punto de retornar en olor a multitudes, sobre todo a la culminación de “sus” obras emblemáticas.

 

Sin embargo, se puede decir, que lo más probable es que la responsabilidad en el Gobierno Regional, quede nuevamente en manos del Consejo Regional. Allí, no hay propuestas válidas ni apuesta por la región, sino sólo, opción por el mejor postor. Empero, lo único saludable que podría ejercitarse es ratificar a la actual gestión; situación que habría que ver en coca. Todo lo demás, es una apuesta al vacío, inclusive para intereses propios y particulares.

 

La otra alternativa, es el retorno del vicepresidente, Víctor De la Cruz, que sería nuevamente borrar casi todo el año y medio de gestión e iniciar un proceso de retorno que, no se sabría ni de quienes. Probablemente los más leales a la causa del gobernador en prisión. Y entonces, la historia sería la misma. Nada se recompone en año y medio y casi en periodo electoral. Lo único rescatable en este proceso es apostar por lo que se tiene, de repente enrumbar, oxigenar y pensar en un gobierno de concertación. Sólo así, se podría rescatar una gestión transicional.

 

▪ ▪ ▪ ▪ ▪ Comentario de la Semana ▪ ▪ ▪ ▪ ▪ ▪

TLV

▪ ▪ ▪ ▪ CAC Santa María Magdalena ▪ ▪ ▪ ▪ ▪

- Publicidad -
1364706
El día de hoy
El día de ayer
En esta semana
La semana pasada
En este mes
En el mes pasado
Visitas en total
38
583
8648
1342185
35438
46254
1364706

Your IP: 54.198.164.83
Server Time: 2018-04-20 02:07:52